Perder elecciones es una pasión.

Por eso no me inquieta que los matavotos de Hidrocapital sigan enviando a los usuarios facturas después de vencidas, para que tengan además que pagar el corte del servicio. Así sólo matan los votos de quienes necesitan beber agua.

Menos me intranquiliza que Hidrocapital invite al usuario a habilitar una cuenta bancaria para el pago, y después de habilitada le corte el agua en lugar de cobrársela. Con eso no más asesinan los votos de quienes caen por inocentes.

 Tampoco me alarma que continúen inventando requisitos inútiles como el RIF o el registro en Sencamer. Así sólo masacran votos de quienes necesitan tiempo para trabajar.

Menos me perturba que para todo requisito inútil exijan renovación periódica, como pasa con los anteriores y con los exámenes de salud, siquiátrico y de foniatría que hay que repetir semestralmente para dar clases en el CEVAC. Con eso apenas degüellan los sufragios de los que odian ser tratados como imbéciles.

 Ni me quita el sueño que dividan todo trámite en cien requisitos distintos a ser resueltos en mil sitios diferentes. En tal forma sólo exterminan los votos de la gente ocupada.

 Tampoco me sobresalta la práctica de atender al usuario sólo días pares o impares, o el del último número de la cédula, o el del signo astrológico. Así apenas guillotinan votos de quienes esperaban algo de aquellos a quienes eligieron.

 Después de todo, con esos métodos ya probados apenas asesinan unos cuantos millones de votos por comicio. Para que el exterminio sea total, hay que informatizarlo: exigir que todo contacto con el gobierno, desde declarar impuesto hasta denunciar un arrebatón, requiera bajar un formulario de Internet. Para existir ante las autoridades hay que disponer de computadora, impresora último modelo y conexión a la red.

 Si en Venezuela sólo hay 800.000 usuarios de Internet, eso anula a los 29 millones de venezolanos restantes. Conatel dice que son más, pero también miente que se ocupa de hacer cumplir la ley Resorte: seguramente está intentando hacer pasar como número de usuarios de Internet la cifra de violaciones de la Ley Resorte que ha permitido y dejado sin sancionar.

Mientras escribo, llevo cuatro horas intentando conectar el ABA de Cantv, y cuatro semanas tratando de abrir su correo web, que colapsó masivamente. Un generoso estimado concedería que funcionan el diez por ciento del tiempo. Eso reduce cualquier cifra de supuestos usuarios en un noventa por ciento.

Con razón me preguntaba una amiga: ¿Qué democracia participativa es ésta, que sólo funciona con una página web que no abre nunca?

 En cuanto a los suscriptores de redes privadas que sí funcionan, sus votos son fusilados por la informática reposera, con páginas que jamás abren o sólo abren en días hábiles y horario de oficina.

 Perdí seis horas intentando bajar una planilla para renovar mi licencia de conducir. Si a estas alturas sobrevive algún voto, lo desahucian los redactores de planillas, imbéciles asesorados por saboteadores que confeccionan sartas de galimatías, ambigüedades, contradicciones y acertijos imposibles de contestar y las consignan en formato PDF, que es imposible archivar.

 Tras lo cual ayuda a bien morir al sufragio la informática peatonal, que obliga al mísero votante a llevar a pie el formulario bajado de Internet para que le suceda como a mí, que cuando entregué la planilla de renovación se les cayó el sistema.

 Siembra trámites, cosecharás corrupción. Exige planillas inasequibles, y junto al Estado Formal, al Estado de las Misiones y al Paraestado de Paramilitares y Casinos tendrás la Gestorcracia, el Cuarto Estado de la Mafia de Intermediarios entre el infeliz votante y sus autoridades.

¿En qué artículo de la Constitución dice que para ejercer un derecho hay que tener computadora, impresora, conexión a Internet que funcione y diplomado en informática?

 ¿Si se exigieran esos requisitos para votar, quién votaría?

 Para obtener respuesta a estas preguntas, con el ABA que jamás conecta baje una planilla que no se puede llenar de la página que nunca abre http://www.matavotosinformaticos.com, y llévela a pie a las próximas elecciones, esperando que ese día no se caiga el sistema.

 PD: Como promoción especial de Alfaguara, hasta fines de septiembre está a la venta mi novela Pirata a precios más que solidarios en las mejores librerías.

Versión en francés, gracias a la indispensable ayuda del amigo Romain Vallée:

http://luisbrittogarcia-fr.blogspot.com

http://luisbrittogarcia.blogspot.com

Libros de Luis Britto en Internet: Rajatabla: www.monteavila.gob.ve

 Dictadura mediática en Venezuela: http://www.minci.gob.ve La paz con Colombia: http://www.minci.gob.ve

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s